Principios fundamentales de IdeC

Every person has a story to tell and a part to play

Principios fundamentales de IdeC

Cada persona tiene una historia que contar y un papel que desempeñar.

Principios fundamentales de Iniciativas de Cambio

Como una asociación internacional abierta a todas las culturas, nacionalidades, religiones y credos, Iniciativas de Cambio afirma que:

  • En esta era de globalización, un individuo puede ser un agente poderoso del cambio positivo en la sociedad;
  • En esta era sobresaturada de información pero con tremendas necesidades humanas, la escucha en silencio – buscando la guía de Dios, de nuestra voz interior o nuestra conciencia – es una fuente esencial de libertad interior, discernimiento y dirección;
  • En esta era, donde la presión sobre nuestra vida y nuestro tiempo nos lleva a vivir de una manera superficial, el cambio a nivel personal y global empieza con un proceso de profundo autoconocimiento;
  • En este ambiente de relativismo moral, los valores inamovibles de honestidad, pureza, desinterés y amor, ofrecen un marco práctico de principios con los cuales podemos evaluar nuestro comportamiento individual y colectivo;
  • En este ambiente en el que los resultados y los beneficios son de suma importancia, el auténtico cuidado para y por cada individuo están en el centro de todos los esfuerzos hacia el cambio duradero en la sociedad;
  • En este ambiente de tensiones comunales, cada persona debe ser valorada de igual forma, cada persona tiene algo que decir y un papel que desempeñar;
  • En este tiempo en el cual los ciclos de odio y de resentimiento se perpetúan, el reconocimiento de haber hecho mal en el pasado, la rectificación y el perdón son los medios gracias a los cuales el espíritu humano se libera y las heridas del pasado se cicatrizan;
  • En una sociedad donde enseguida se echa la culpa, las conversaciones sinceras y una buena disposición para aceptar nuestra propia responsabilidad pueden unir a las personas para que actúen olvidando las barreras que las han dividido históricamente;
  • En un mundo caracterizado por las divisiones y el interés propio, las comunidades de personas dedicadas pueden unirse a fin de servir como modelos de una sociedad más justa y compasiva.