Top menu Spanish

Peace Circle in Kabul
Círculos de Creadoras de Paz en Kabul y Damasco
Miércoles, Noviembre 15, 2017

"Esta es la primera vez que me siento libre". Estas palabras, de una participante en Afganistán, capturan la alegría y la angustia de las mujeres atrapadas por años de guerra, pobreza y restricciones sociales. Shabnam Hamrah en Afganistán e Iman Al Ghafari en Siria presentaron estos informes. 

Peace Circle in Kabul

"La voluntad de cambiar debe venir desde dentro, tiene que ser orgánica". En el Afganistán de hoy, las mujeres están desempeñando un papel cada vez más importante en la tarea de construir la paz en el país, esto es parte del nuevo Afganistán. El 5 de octubre de 2017, tuvo lugar en Kabul un Círculo de Creadores de Paz, facilitado por Shabnam Hamrah y Hajer Waris. Trece mujeres se reunieron para discutir sobre lo que es la paz. Lo que construye y destruye la paz, la paz interior, la escucha interna, el poder del perdón y la paz puesta en práctica. Las participantes discutieron sobre estos temas y se unieron a la discusión sobre el bienestar de uno mismo, de la familia y de los miembros de la comunidad.

A través del Círculo, las mujeres compartieron sus historias de vida y el trauma que han experimentado en el pasado y con el que todavía están lidiando en la actualidad. Comenzaron a comprender la raíz de los problemas y cómo pueden superar sus circunstancias. A través de conversaciones y colaboración durante el programa de 5 días, las participantes comenzaron a aprender sobre el poder del amor, el perdón, la paz interior y la escucha interna. Comenzaron el proceso de perdonar a personas, grupos o circunstancias que causan trauma en sus vidas, y también aprendieron a perdonarse a sí mismas.

Décadas de guerra y anarquía no solo han destruido el país, sino que también han causado daños mentales y emocionales a las personas. Además del proceso del Círculo de Paz, también discutieron sobre el manejo del estrés y la crianza de los hijos. Dos profesoras universitarias, Zainab Abulfazil y Nargis Akhlaqi, hablaron sobre técnicas para minimizar los efectos emocionales y físicos del estrés y crear un enfoque más pacífico para los desafíos actuales. También vimos cómo manejar el estrés a través de la escucha interna.

Peace Circle in Kabul

Zahra, una de las participantes de este círculo, compartió su historia de cómo la guerra, la pobreza y la inestabilidad en el país afectaron su vida. Perdió a su marido durante el régimen talibán, y tuvo que hacerse cargo de toda la familia a una edad muy temprana. Mientras trataba de cuidar a la familia, pasó por momentos muy duros, de angustia y dificultad. Ella dijo; "Esta es la primera vez que abro mi corazón y comparto mi historia con un grupo de mujeres y es probablemente la primera vez que me siento libre, completamente, de las limitaciones sociales".

Como facilitadora del Círculo de Creadoras de Paz, entiendo que tenemos un largo camino para alcanzar la paz y una montaña de trabajo por hacer. Podemos motivar la acción externamente por un momento, pero la acción sostenida necesaria para crear resultados reales y duraderos no puede venir del exterior, sino que debe venir de dentro y debe ser orgánica. El programa del Círculo de Creadoras de Paz puede ser una gran oportunidad para que trabajemos hacia la transformación de la sociedad a través de cambios en los motivos y el comportamiento humano, empezando por el nuestro.

Hombres y mujeres, cristianos y musulmanes juntos en el Círculo de Paz sirio

Desde Damasco Iman escribe:   

El año pasado, Zouhair me preguntó si había un programa de Creadores de Paz para hombres. "Si las mujeres buscan la igualdad con los hombres, ¿no creen que es importante para nosotros los hombres estar en las sesiones de paz?" preguntó.

El Círculo se celebró en la Academia Independiente de Damasco, donde 3 hombres y 6 mujeres de diferentes religiones se reunieron para emprender un viaje de paz en medio de la guerra.

Peace Circle in Damascus

Sabah Nahas, el director de la escuela, dijo: "Quiero que mi escuela se dedique a construir una humanidad mejor, para lograr eso tenemos que encontrar la paz interior y difundir buenas enseñanzas".

El Círculo fue una puerta de entrada a nuevas amistades. Tuvimos una conversación cristiana/musulmana honesta que estuvo llena de respeto y debate. Como facilitadora, observaba con atención, y aprendí que es importante plantear preguntas profundas y honestas siempre que nuestras intenciones sean aprender y no criticar, y que nuestro tono y forma de preguntar se basan en el respeto mutuo.

¡Dirigir un Círculo de Paz con un grupo de personas de diferentes religiones era mi sueño y se hizo realidad!

Rahaf comentó, "a través de nuestras reuniones anteriores en Beirut con nuestros amigos cristianos y musulmanes libaneses y simplemente al compartir historias e ideas, se rompieron enormes barreras. Los Círculos de Creadores de Paz me enseñaron que si cada uno se da cuenta de lo que sucede a su alrededor y hace un pequeño esfuerzo para lograr la paz entre dos partes en conflicto, lograremos el propósito de Dios en la tierra: construir esta tierra y difundir la paz."

Después del Círculo de Paz Zouhair concluyó: "He aprendido muchas cosas al unirme a este Círculo de Paz. Aprendí la importancia de la paz interior para tener una buena relación con otras personas de diferentes religiones y procedencias, y también para tener un amor incondicional por ellas. Escuchar mi voz interior es la forma de lidiar con la presión de mi vida diaria. Ser consciente de mis intenciones, sentimientos, miedos y motivaciones es hacer una limpieza total de mi ser para así tener intenciones puras y poder servir bien al mundo. Al comprender mis preocupaciones y mi miedo, podré enfrentar los obstáculos para construir la paz, ya sea a nivel personal o global, y al hacerlo, podré ser un pacificador y perdonador. Ser capaz de perdonar a los demás nos hace poderosos."

Terminamos el Círculo de Paz viendo la película El Imán y el Pastor en el hotel Dar Alnour, una antigua casa de estilo árabe donde vimos la película y compartimos lo que habíamos aprendido de Creadores de Paz y la película. Thanaa, al comentar sobre la película, dijo: "Necesitamos tener imanes y pastores como estos en Siria. Necesitamos este tipo de iniciativa para construir nuestro país con armonía y paz". Nuestro grupo del Círculo de Paz continuará reuniéndose a través de un trabajo social cooperativo.

Deseo expresar mi profunda gratitud a la Sra. Sabah Nahas, participante del CoP y al director de la escuela, por permitirnos dirigir el Círculo de Paz en la escuela. También a IdeC Canadá y otros amigos por el financiamiento que nos permite salir de nuestra caja y ampliar nuestra experiencia de paz y humanidad que nos ha ayudado a romper las barreras que crean los conflictos. Gracias a nuestro vecino, IdeC Líbano, por ser siempre hospitalarios y apoyarnos, y gracias a la familia internacional de Creadoras de Paz.

Iman AlGhafari